top of page
  • Writer's pictureViviana

¿Puedo cambiar mi hipoteca de banco?



La respuesta rápida es sí. Si encuentras condiciones más favorables en otro banco, puedes cambiar tu hipoteca a esa entidad. De hecho, muchas personas intentan subrogar la hipoteca varias veces a lo largo del préstamo para negociar las condiciones del crédito y obtener las mejores ofertas del mercado en cada momento.


Dado que la Euribor está en alza, cada vez más familias enfrentan dificultades para pagar la hipoteca. Esto lleva a los bancos a intentar atraer nuevos clientes con intereses más bajos. Por tanto, si quieres cambiar el plazo o bajar el interés de la hipoteca , este podría ser un buen momento para plantear la posibilidad de cambiarla de banco.


¿Cómo se cambia la hipoteca de banco?


En primer lugar, empieza comparando las ofertas del mercado para un préstamo con características similares al tuyo. Recomendamos que hables con un intermediario de crédito inmobiliario para analizar las opciones con diferentes bancos y evaluar las propuestas que puedan obtener para ti. (También puedes hacer esto por tu cuenta, pero es probable que no consigas condiciones tan ventajosas).


Utiliza esas propuestas para mostrar a tu banco que podrás beneficiar de mejores condiciones en otro banco y negocia si está dispuesto a igualar la oferta. En caso de que el banco no ofrezca condiciones tan ventajosas como otras entidades bancarias, inicia el proceso de cambio de la hipoteca de banco, a subrogación de la hipoteca.


Lo que sucede es que el banco al que te estás cambiando ahora (digamos que es el "banco B") pagará la totalidad del préstamo al banco original ("banco A"). Por lo tanto, debes realizar una cancelación de la hipoteca y pagar la tasa de comisión por amortización anticipada (aunque muchos "bancos B" también cubren estos costos, ya que es esencial para la adquisición de su nuevo cliente).


A continuación, formalizas un nuevo préstamo hipotecario con el banco B. Este nuevo préstamo tiene el mismo capital pendiente, pero puedes cambiar el tipo de tasa de interés (por ejemplo, cambiar de una tasa de interés vinculada a la Euribor a una tasa mixta), el plazo y otras condiciones del crédito. Dado que hay muchas variables que pueden cambiar en la nueva hipoteca, recomendamos que hables con un especialista para negociar el nuevo crédito.


¿Cuáles son los costos del cambio de la hipoteca de banco?


Al igual que cuando solicitaste el préstamo inicial con el banco A, también tendrás que presentar documentos que demuestren tus ingresos, crear un expediente de apertura de crédito y realizar la tasación de la propiedad. Luego, para formalizar la nueva hipoteca, también necesitarás una nueva escritura hecha por un abogado de derecho inmobiliario


Sin embargo, esta parte del proceso también varía mucho de un banco a otro. Hay varios bancos que cubren estos gastos iniciales para atraer nuevos clientes o que, al menos, cubren los gastos hasta cierto monto. Por tanto, cuando estés pensando en cambiar tu hipoteca de banco, no solo mires la tasa de interés.


Se recomienda siempre mirar la TAE y el MTIC para comparar propuestas de diferentes bancos, ya que también incluyen estos gastos adicionales. La TAE es la tasa de carga efectiva global y representa, en porcentaje, cuánto pagas de intereses y cargos al banco anualmente. Por otro lado, el MTIC es el monto total imputado al consumidor al final del crédito y es el valor total que pagarás al banco al final del préstamo.


Solicitar un préstamo hipotecario o cambiarlo de banco es una de las decisiones más importantes para tu vida financiera. Por tanto, es esencial asegurarte de lo que estás haciendo. Recomendamos hablar con un especialista o intermediario de crédito para encontrar las mejores opciones disponibles en el mercado y negociar las mejores condiciones, teniendo en cuenta la realidad del mercado hipotecario en España.

4 views0 comments

Comments


bottom of page